OSTEOPATÍA RETIRO
Confía en Osteópatas Registrados con formación Universitaria

Sesión Osteopatía 

En una sesión de osteopatía realizamos cambios a nivel biomecánico y en sus estructuras (tejidos, articulaciones, vísceras, fascias, etc.). Reestablecemos desequilibrios creados en el organismo recientemente o en la mayoría de los casos establecidas desde hace años que han modificado nuestro patrón postural y han evolucionado en nuevas adaptaciones. 

Es primordial explicar los posibles efectos post-sesión, al igual que resolver las dudas que puedan surgir antes, durante o después de la misma. En el interrogatorio previo al proceso se debe informar de cualquier apunte relevante padecido por el individuo.

Abordar la disfunción desde la causa y no desde la huella superficial que deja la adaptación resulta ser la opción más efectiva, al igual que visualizarlo desde un punto de vista global, contemplando todos los aspectos que influyen en nuestro organismo (estructurales, viscerales, posturales, emocionales, etc.).

Es normal tras una sesión de osteopatía:

  • Cansancio: reequilibramos estructuras y nuestro sistema realiza una reorganización, a su vez, pone en marcha zonas del cuerpo que no se movían acorde a su funcionalidad provocando fatiga.
  • Reaparecen molestias antiguas o crónicas: en multitud de ocasiones, la zona aquejada no es el origen del problema y es habitual que reaparezcan molestias primarias, lo que traducimos como un indicio positivo, ya que nos aproximamos al origen del problema oculto tras el síntoma inicial.
  • Estado de ánimo: por causa del posible cansancio, nuestro estado de ánimo puede sufrir leves variaciones. También alteraciones emocionales (irritabilidad, mayor sensibilidad, etc.).
  • Décimas de fiebre o leves cefaleas: muy habitual que aparezcan en personas con un nivel de estrés muy alto mantenido durante meses o incluso años. Tras la sesión suele producirse una relajación por lo que estamos más expuestos a agentes externos (bacterias, virus), así que debemos cuidar nuestros hábitos, abrigarnos en invierno e hidratarnos adecuadamente en verano.
  • Molestias digestivas: el tratamiento visceral es un reajuste de los tejidos viscerofasciales en el que pueden aparecer gases, náuseas, etc.

Los cambios son recibidos por cada individuo de forma diferente, tal y como ocurre en nuestra vida, por lo tanto, debemos ser pacientes y asumir que adaptaciones mantenidas durante años, incluso décadas, necesitan un cambio de hábitos y una continuidad en el procedimiento.

Miguel Fernández Espinar

Tarifas

Sesión 1 hora aprox.

* 1ª Cita incluye valoración y sesión (60 - 90 minutos aprox.) Descuentos socios XFitnext Retiro

40€

Bono 5 sesiones

Individuales o compartidas

175€


Solicita tu factura mediante nuestro formulario